María Solana: “Debe haber más gente que eduque sobre cultura libre”

María Solana Rubio, artista

María Solana Rubio es una artista visual y gestora cultural que se dedica tanto a la producción artística como al estudio y análisis de la historia de la cultura y su relación con la sociedad. Dentro de la programación del Festival de Jazz de Albacete 2014, que se está desarrollando en estos momentos en la ciudad, María Solana tiene una exposición titulada 'Notas Sueltas', que puede verse en el Víktor Gastro Café. Dicha exposición consta de obras en torno al jazz y sus protagonistas internacionales y locales, que va acompañada de una Guía Didáctica elaborada con el objetivo de que los más pequeños jueguen mirando e interpretando las obras. Desde El Pincho hemos aprovechado la ocasión para conocer un poco mejor a María Solana.

Comenzamos por la actualidad. ¿En qué consiste la exposición 'Notas Sueltas' que puede verse en el Viktor Gastro Café?

La exposición se llama Notas Sueltas porque hace alusión al jazz. Considero que en el jazz las notas no estás sujetas a una partitura, sino que están como volando. Incluso en la exposición también hay notas sueltas que se pueden ver por las paredes. La exposición consiste en un recorrido desde el principio del jazz a la actualidad.

La exposición va acompañada de una Guía Didáctica para niños. Explícanos.

Pensé en hacer una guía didáctica porque es una oportunidad genial para facilitar a los niños y a las familias una herramienta con la que 'jugar' con mi exposición. A través de esa guía pueden pensar lo que hay en las paredes, sacar conclusiones... y que así no sea solamente algo visual, sino que te haga pensar un poco.

¿Cuándo comenzó tu afición por el arte?

De pequeña veía a mi madre (su madre es la también artista Ana Rubio Descalzo) pasar de un lado para otro con sus figuritas y pinceles, y para mi eso despertó mi interés. Mi madre me daba un trozo de barro y cuatro pinceles. Es algo que ha estado presente durante toda mi infancia y eso tiene sus consecuencias.

¿Cómo fueron tus inicios?

Se puede decir que aún estoy empezando. Yo hice Bellas Artes, cinco años, y empecé a sacar mis primeras conclusiones después, en el Master. Comencé a entender sobre el arte contemporáneo, sobre estética, y aún sigo ahí, estoy empezando, esta ha sido mi primera exposición. Me queda un montón de camino por delante.

Restauración, ilustración, fotografía... ¿con qué especialidad te sientes más cómoda?

Ahora me estoy centrando en cerámica y en ilustración. Y también en la educación artística. Abarco mucho. Estamos en un momento en el que ninguna de estas cosas me va a dar de comer, así que yo sigo investigando y probando a ver cómo puedo adaptar mis intereses al momento económico actual y quizás de lo primero que me salga algo, tiraré hacia ello. Me encantaría unir todas estas disciplinas. El 50% lo dedico en buscar y formarme en cosas que sé que me podrán dar dinero y el otro 50% en otras cosas que me dan otras clases de satisfacción que para mi son igual de importantes.

La guía de la que hablábamos antes es de libre descarga. Nosotros defendemos la cultura libre. ¿Tú qué piensas sobre esto?

Yo estoy totalmente a favor de la cultura libre. Pienso que lo principal es educar, porque creo que no se nos educa para eso, sino para lo contrario. Las grandes industrias son las que llevan todo, el artista está creando y luego los intermediarios son los que sacan los beneficios. Son cosas que a mi no me gustan, así que creo que desde pequeños se nos debería educar sobre la cultura libre, para que tenga sitio en nuestro día a día. Ahora la gente cree que yo lo pongo libre, ellos se lo descargan y así no me pagan, y no es eso. Debe haber más gente como vosotros que eduque sobre la cultura libre. Toda la educación que he recibido en cinco años de licenciatura ha sido la de aferrarme a mi obra, no dejar que la vea nadie salvo las galerías de arte; es decir, he recibido una educación muy tradicional y es ahora cuando estoy intentando investigar otras cosas.

Eres gestora cultural. ¿Cómo ves la actual situación de la cultura?

La veo rotundamente mal, fatal. No se entiende que la cultura, además de ser necesaria, tenga que ser rentable. La cultura se entiende como algo decorativo. La gente entiende por cuadro algo que se puede colgar encima del sofá. No es así, en el cuadro hay un lenguaje, te está diciendo algo, hay un discurso. La cultura no es algo de adorno. La cultura está yéndose a un ámbito de privatizar, a unos parámetros muy comerciales. Y a mi me interesa mucho más la cultura de barrio, la cultura local, aquella cultura que hace que nos podamos sentir mejor con nosotros mismos.

Para terminar, ¿cuáles son tus próximos proyectos?

De momento me estoy centrando en la educación artística hacia los niños, porque es muy gratificante. Y en cuanto a gestión cultural, barajo muchas ideas. Ahora tengo en mente la industria tinajera de mi pueblo y me gustaría hacer algo por ahí.  

Licencia: 
Creative Commons Licence