El guerrero del tiempo

3 Espadas en la mar

No somos nadie,

una simple mueca en el aire.

Un segundo de paso

que escribe un minuto olvidado

en una hora inerte,

de un año que en cien años

será tan lejano

en un paisaje vago, difuminado.

 

No somos nada.

Después de todo

al lado de cada lucha

el sudor se seca,

y se oxida la espada

con la que insistimos

ganarla.

 

Los guerreros del tiempo

ya sólo cuentan batallas,

-ganadas,perdidas-

con sus recuerdos.

 

Grandes maestros de vida.

 

 

 

Licencia: 
Creative Commons Licence

Añadir nuevo comentario