Sotana

Sotana

Esta receta es de las de antaño.... De esas que se comían antes y con el tiempo han caído en desuso. Muy mal, por cierto. Porque estas comidas buenas y baratas no se deberían perder nunca. Y ahora nos hemos dado a mucha comida de autor y mucho cuchiflito, que no llena un plato en la mesa del día a día de una familia. Sotana, es como tortilla en caldo, pero en otra versión diferente.

Por eso me gustan estas comidas. Son de esas que te solucionan un día de diario y te alimentan bien. Total, la base principal son huevos... Es como tortilla en caldo, pero en otra versión diferente. Muy fácil de preparar y con dos cosas, no más. Veréis que fácil y que buena...

Al final os dejo algunas opciones para poder variar un poco esta receta y que la hagáis más enriquecida o simplemente, más personal.

Ingradientes (para 6):

  • 12 Huevos.
  • Una cucharada grande de Harina.
  • 2 dientes de Ajo.
  • 1 Cebolla pequeña.
  • Perejil picado.
  • Casi un litro de Agua o mejor aún, algún caldo (de pollo, de cebolla, de jamón... cualquiera le va bien).
  • Sal.
  • Una cucharada de desayuno de levadura.
  • Pelín de azafrán.

Elaboración:

Lo primero deshacemos una cucharada de levadura en un pelín de leche. Y de esta mezcla, iremos echando un poco en cada tortilla que haremos con tres huevos bien batidos. Mi suegra hace tortillas francesas pero sin liar. Como si fueran de patatas, pero sin patatas.... Aunque imagino que dará igual si se prefiere hacer tortillas francesas normales, como las liadas de toda la vida.

Una vez que tenemos las tortillas preparadas, pasamos a preparar la salsa... También muy fácil y admite variaciones... A ver; mi suegra sofríe cebolla y ajo muy picados y despacio para que se doren sin quemarse. Entonces echa una cucharada de harina y le sofríe también hasta que se dore un poco. Luego echa un poco de agua caliente (hemos dicho que mejora con caldo) hasta que quede una salsa espesita. Entonces pone azafrán y perejil picado.

Es el momento de ir colocando trozos de tortilla en la salsa y dejarla a fuego muy lento unos 10-15 minutos hasta que se queden bien empapadas de esa salsa.

Mis variaciones:

Esta receta, así ya está buenísima, pero se me ocurren unas variaciones que la pueden mejorar aún más. En fin, es mi afán de innovar lo que me lleva a ello. Para nada superar a las de mi suegra  (que no se me enfade).

Si las tortillas las hacemos con un queso cremoso, pueden darle un sabor y textura especial. Con un manchego ese sabor que le da el azafrán a la salsa, debe ser especial.

Si preferís algo más fuerte, yo hacía unas tortillas con ajo picado que quedaban exquisitas. Es otra opción con un buen caldo de jamón.

Y si le ponemos carne de chorizos tiernos?... ufff!! ya me he emocionado...

En fin, ya sabéis que se pueden hacer muchas opciones y se pueden variar salsas y tortillas. Es cuestión de gustos.

Aquí os la dejo. Para que no se pierdan estas recetas de antaño... De pobres y humildes pero de buen comer!!

* Receta elaborada por Mamen de Juan en el blog Las Comidicas de Mamen. Actualmente, Mamen es la directora de Flow Cooking.

Licencia: 
Creative Commons Licence

Añadir nuevo comentario