El tesoro escondido de la Biblioteca Nacional, Rubens y van Dyck

Fotografía de la obra pictórica ‘Fiesta en los jardines de un castillo’, obra de Nivola de Bruijn que está incluida en la exposición. / Fernando Alvarado (Efe)

La Biblioteca Nacional puede ser tomada, si atendemos al grabado, como el Museo del Prado del mismo. Son miles de ellos los que atesora, la mayoría pertenecientes a los talleres de los grandes pintores clásicos, pero también posee una enorme colección de grabados contemporáneos de la mayoría de los pintores españoles del siglo XX. La Biblioteca Nacional no es pródiga en sacar sus tesoros, pero de vez en cuando los pasea. Ahora, por ejemplo, acaba de inaugurar Rubens, van Dyck y la Edad de Oro del grabado flamenco, que finalizará el 7 de febrero, y que podrá contemplarse en la Sala Recoletos: nada menos que 180 obras de Rubens y van Dyck , las dos figuras emblemáticas de la pintura flamenca del siglo XVII.

Añadir nuevo comentario