Cueva del Niño: Pinturas prehistóricas (II)

Cueva del Niño

Durante varias semanas le vamos a dedicar una serie de artículos a la Cueva del Niño, una cueva que se encuentra sita en la población de Aýna, provincia de Albacete. Esta cueva representa uno de los mejores yacimientos arqueológicos ibéricos ya que aúna los yacimientos con las pinturas rupestres, casí exclusivo de la 'Meseta' ibérica.

La Cueva del Niño es un yacimiento arqueológico en cueva localizado en el municipio de Ayna, en la provincia de Albacete, entre los picos Albarda (1250 m) y Halcón (1232 m), en la margen derecha del río Mundo. Una explicación dada por las gentes del lugar es que antiguamente se llamaba "cueva de los niñotes", por los dibujos que allí había.

Este lugar fue declarado Bien de Interés Cultural por la Unesco en 1998, dado el gran valor de las pinturas rupestres que allí se hallan. La Cueva del Niño destaca especialmente por ser uno de los pocos yacimientos arqueológicos con pinturas rupestres paleolíticas que existen en la Meseta.

Pinturas prehistóricas

Arte levantino

En el exterior de la cueva, en el abrigo rocoso formado por la boca, existen también varias pinturas prehistóricas, concretamente varias figuras humanas interrelacionadas espacialmente y formando un ensamblage muy particular, según revisiones recientes. La figura humana, tanto masculina como femenina, es la aportación más singular y genuina del Arte levantino, expresión exclusivamente pictórica, figurativa, monocroma, plana, con una técnica única, mediante las plumas de ave como instrumentos y consiguiendo el llamado trazo de pluma levantino.

Como todos los artes rupestres prehistóricos, estos motivos corresponden a acciones creenciales de los últimos grupos cazadores-recolectores del epipaleolítico (10.000-6.500 años antes del presente) -como lo son la Cueva de la Vieja (Alpera), el núcleo de Minateda (Hellín), el de Barranco Segovia y Cerro Barbatón (Letur) y Solana de las Covachas y Torcal de las Bojadillas (Nerpio), entre otros- en cuyos momentos finales de su devenir coincidieron con los grupos neolíticos poseedores de unas creencias distintas, expresadas mediante un arte abstracto, conocido como Arte Esquemático (6.500 años antes del presente).

Los valores tan excepcionales que se concitan en la expresión del intelecto humano que conocemos como Arte levantino, implantado exclusivamente en el sector más oriental de la península ibérica, determinó a la Unesco su declaración como Patrimonio de la Humanidad en 1998 bajo la nomenclatura administrativa convencional de Arte rupestre del arco mediterráneo de la Península Ibérica. (Fuentes: Associació Catalana d´Art Prehistòric).

Pinturas de estilo Levantino de la Cueva del Niño.

Todas las imágenes y todos los textos están obtenidos de la página web Cueva del Niño de Wikipedia y la introducción es de José Luis Candel (gestor de elpincho.net).

 

* Todos los contenidos que aparecen en este artículo son propiedad de sus titulares según figure en los correspondientes registros.

* Todos los contenidos que aparecen en este artículo contienen licencias que están verificadas y especificadas en sus propios contenidos y deben ser respetadas según la Ley de Propiedad Intelectual.

Licencia: 
Creative Commons Licence