Nociones básicas del 'Copyleft'

Nociones básicas del Copyleft

En una anterior entrada en este blog realicé una primera aproximación a las licencias libres e hice mención al copyleft, del que prometí hablar más adelante. Pues ha llegado el momento de definir este término, explicar brevemente algo de historia y enumerar las características y ventajas que posee.

El copyleft es un conjunto de licencias que tienen por objetivo el garantizar que cada persona que recibe una copia de una obra pueda, a su vez, usar, modificar y redistribuir ese trabajo y las versiones derivadas del mismo, manteniendo las condiciones de utilización y difusión dadas por el autor.

Otras definiciones de copyleft:

  • Wikipedia: El copyleft se practica al ejercer el derecho de autor que consiste en permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas. La efectividad de ejercerlo puede depender de la legislación particular de cada país, pero en principio se puede utilizar para programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia o cualquier tipo de obra o trabajo creativo que sea regido por el derecho de autor.
  • Fundación Copyleft: El copyleft es el término que se utiliza en el ámbito informático (y se aplica de manera análoga a la creación literaria y artística) para designar el tipo de protección jurídica que confieren determinadas licencias que garantizan el derecho de cualquier usuario a utilizar, modificar y redistribuir un programa o sus derivados, siempre que se mantengan estas mismas condiciones de utilización y difusión.

El copyleft en la edición

El término copyleft comenzó a emplearse en la década de los setenta como contrapartida al copyright, estrechamente relacionado con la difusión de determinados programas informáticos. Richard Stallman fue uno de sus principales precursores. El copyleft sería de este modo la reivindicación de la libertad, frente a los derechos de autor que la coartan.

Según el libro 'Copyleft, manual de uso' (Traficantes de Sueños, 2006), “el copyleft en la edición tiene una historia propia y poco conocida. Esta historia se reconoce principalmente en la etiqueta del anticopyright, que como su nombre indica era una negación consciente de las legislaciones de propiedad intelectual y de la convención internacional del copyright. Ponía el acento en la necesidad de generar un cuerpo de conocimientos libres, no regulado por una legislación cada vez más restrictiva y que actuaba invariablemente de parte de las grandes corporaciones y entidades que normalmente gestionan los derechos de explotación de los autores. Sin embargo, este movimiento, que cumplió un importante papel a la hora de cuestionar los principios de propiedad intelectual y en la ofensiva contra la ampliación de la duración y la extensión del copyright, quedó estrechamente ligado a los procesos de autoedición de la década de 1980, sin que encontrase canales que lo convirtiesen en una herramienta de uso general por parte de los autores y el público. Por esta razón, el copyleft se ha convertido en un instrumento mucho más versátil y flexible, ya que permite una amplia gama de posibilidades con diferentes grados de libertad y de conservación de algunos derechos por parte del autor. Además, el copyleft no niega la legislación vigente. Se adapta a la misma, ahorrando una multitud de posibles problemas legales a aquellos autores que en principio no están dispuestos a mayores aventuras que las que se derivan de experimentar con la creación de sus obras”.

Centrándonos es esa amplia gama de posibilidades, hay que destacar que la práctica habitual para lograr el objetivo de explotación sin trabas, es ofrecerla junto con una licencia o contrato, donde se estipula que cada propietario de una copia puede:

  1. Usarla sin limitación alguna.
  2. Libertad de estudio; es decir, de análisis de cómo está hecho el trabajo.
  3. Redistribución de cuantas copias desee.
  4. Modificarla de la manera que crea más conveniente.

No obstante, estos puntos anteriores no aseguran, al cien por cien, que una obra derivada sea distribuida bajo las mismas condiciones no restrictivas, por lo que la licencia debe asegurar que el propietario del trabajo derivado lo distribuirá bajo el mismo tipo de licencia.

Por último, hay que tener en cuenta que cuando hacemos referencia a las leyes del copyright, todas las personas que de alguna manera han contribuido al trabajo con copyleft se convertirían en co-titulares de los derechos de autor, pero, al mismo tiempo, si nos atenemos a la licencia, también renunciarían deliberadamente a algunos de los derechos que normalmente se derivan de los derechos de autor. Y, por supuesto, no hay que olvidar que la licencia final, que no es más que un método para alcanzar los objetivos del copyleft, también puede diferir de un país a otro dependiendo de la legislación vigente en el mismo.

Licencia: 
Creative Commons Licence